• A reading woman

Dino Battaglia y sus homenajes al terror decimonónico

El fumettista de Venecia


Dino Battaglia nació el 1 de agosto de 1923 en Venecia donde, durante la segunda posguerra, inició su colaboración junto a Hugo Pratt y Alberto Ongaro en la revista Asso di picche. El que será conocido como Grupo de Venecia se separará cuando el editor italiano Cesare Civita con sede en Argentina les haga una oferta y Dino la rechace. En 1950 se casará con Laura de Vescovi (después, Laura Battaglia) que colaborará con él escribiendo muchos guiones y coloreando algunas de sus tablas. Además, el fumettista colaborará en algunas ocasiones con Gianluigi Bonelli, el padre de Tex, para el que diseñó The Kid basándose en los guiones de Bonelli.

Aunque no aceptó la oferta en Argentina de Civita, colaborará con él revisando los guiones del Capitán Caribe de Alberto Ongaro.



Adaptaciones y transposiciones


Será en los años 60' cuando inicie su colaboración con el Corriere dei piccoli y el Corriere dei ragazzi con quienes comenzará su actividad de ilustrar adaptaciones de obras de caballerías y cuentos infantiles. Adaptó en cómics los cuentos de Peter Pan y Aladín. Asimismo, adaptó La isla del tesoro de Robert Louis Stevenson con textos de Bonelli. Su manera de entender la tabla del cómic como un todo orgánico y no fragmentado tendría su culminación y maduración artística con la adaptación del clásico de Melville, Moby Dick (1967).


El terror decimonónico raccontanto da Dino Battaglia


Su actividad como ilustrador de adaptaciones de clásicos seguirá ocupando la mayor parte de su tiempo y será la faceta que más lo definirá posteriormente. Será en los años 70' con el nacimiento de una de las primeras revistas dedicadas enteramente al cómic, Linus, donde Dino encontrará el espacio para sus fantasías más terroríficas. Lovecraft, Hoffmann, Stevenson, Poe, Maupassant, todos ellos serán protagonistas de las adaptaciones gráficas de Battaglia. Publicará con Milano Libri un volumen titulado Totentanz, que reunía diversas historias de estos autores del horror decimonónico. Entre ellos, adaptará El hombre de la arena de Hoffmann, publicado con el título Olimpia; El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde de Stevenson; o El Golem de Gustav Meyrink. Todos ellos hoy recogidos en volúmenes publicados por Edizioni NPE que no solo reproducen las adaptaciones sino que ofrecen un estudio del 'arte horror' de Battaglia analizado por Angelo Nencetti. Este último explica cómo la admiración de Dino Battaglia por el arte de los países mitteleuropeos con sus figuras grotescas y su uso del claroscuro, que habían sido capaces de representar tanto en la literatura como en el arte el Sturm und Drang, serán una de las principales inspiraciones para el desarrollo de su obra más terrorífica. Autores como Bruno Paul o Adolf Munzer le inspiraron, es más, de ellos tomaría los trazos más grotescos, así como el uso de las gradaciones de gris, abandonando el negro que inundaba sus primeros trabajos.


En el volumen Lovecraft e altre storie se encuentra, entre otros, la adaptación de 'El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde', al que pertenece la plancha que se reproduce a continuación como ejemplo del arte de Battaglia. La escena representa el momento en el que el Dr. Jekyll se mira al espejo asumiendo su doble identidad al ver su terrorífico reflejo:


En español recita así:

«"¡Estoy libre! ¡Es... es... maravilloso!"»
«Solo entonces me acerqué al espejo que había hecho poner en mi estudio... No sentí repugnancia alguna... al contrario... aquel hombre aún era yo... más individual... único en su especie... pura maldad... después con otra poción intenté el experimento inverso. Volví a ser Jekyll y desde aquel momento llevé una doble vida, la única unión entre los dos, la memoria... hombre respetado... podía, pocas horas después, seguir mis más bajos instintos... sin miedo a ser identificado... liberado de la sombra intranquila y severa de la conciencia...»*

En la misma editorial, Edizioni NPE, se encuentran editados los volúmenes con las adaptaciones de los cuentos de Guy Maupassant y el dedicado al maestro Edgar Allan Poe. Además, a la misma colección, pertenece la adaptación de la obra Woyzeck de Georg Büchner. En español se puede encontrar en la editorial de cómics Atisberri el volumen Totentanz (2005) con los cuentos antes mencionados de Hoffmann, Poe y Meyrink. Ya en 1981 una traducción de sus cuentos de Maupassant se publicó en Nueva Frontera, hoy ya descatalogado.


Maestro delle Tenebre


Battaglia se haría portador del merecido título de 'Maestro delle Tenebre' y sería definido por compañeros y amigos como «el poeta del dibujo». En la última década de su vida adaptó relatos bíblicos, textos extraídos de obras de Victor Hugo o de Alessandro Manzoni para el Messaggero dei ragazzi. Será en una nueva colaboración con la editorial de Bonelli cuando finalmente dé vida a un personaje nuevo y verdaderamente suyo, L'Ispettore Coke que, desafortunadamente, quedaría incompleto porque Dino Battaglia moría en 1983, a los 60 años de edad, en Milán. Algunas de sus obras fueron publicadas en antologías póstumas con la supervisión de su mujer.


Dino Battaglia fue un experto de las adaptaciones gráficas de clásicos, hoy volúmenes comunes en nuestras librerías. Su capacidad para representar el terror romántico y gótico del siglo XIX puede apreciarse en cada una de sus planchas con el uso de hasta cincuenta gradaciones de gris y con una concepción del cómic novedosa. Quizás la ausencia de un personaje engendrado por su mano ha hecho que su nombre se aleje de otros, como el nombre de su compañero de orígenes Hugo Pratt, padre del famoso Corto Maltés; sin embargo, su capacidad para recontar con imágenes clásicos de la historia de la literatura universal merece más de una relectura, y una revalorización más allá de las fronteras italianas, con más traducciones que permitan acceder al texto que enmarcan sus tablas del horror.


*Lo que ofrezco es una versión, un original puede dar pie a muchas versiones. Para esta traducción no se ha revisado la versión española ya publicada, solo se ha tomado el original italiano como fuente.

10 vistas
Subscríbete