• A reading woman

Fosca de Igino Ugo Tarchetti

Título: Fosca (original en italiano)

Autor: Igino Ugo Tarchetti (1839-1869)


Quizás el nombre de este autor no pertenezca a la lista de escritores canónicos del siglo XIX en Italia. Es más, su producción literaria fue más bien breve al igual que su vida, Tarchetti murió con apenas treinta años por culpa de la tuberculosis que padecía. De hecho, la novela de la que hoy hablamos quedó inconclusa con su muerte y fue su amigo Salvatore Farina, otro escritor poco conocido, el que creó un final para esta peculiar historia.

La literatura de Tarchetti se caracterizó por su oscuridad, alejada del Romanticismo melancólico y cercana al Simbolismo francés. La historia de la literatura lo ha etiquetado como scapigliato, un adjetivo que denomina a todos los miembros del movimiento artístico italiano de la Scapigliatura.


Los 'despeinados' bohémiennes


¿Qué es la Scapigliatura? Durante la segunda mitad del siglo XIX en Italia un grupo de intelectuales jóvenes y ávidos de cambios puso su mirada en la literatura europea rompiendo con los clasicismos imperantes en su literatura nacional. El término fue acuñado por ellos mismos, literalmente scapigliato se traduce por «despeinado», aunque ahora los diccionarios lo definan como miembro del movimiento de la Scapigliatura. El título del movimiento, sin embargo, se puede encontrar traducido como «libertinaje» o «desenfreno» en diccionarios bilingües actuales. Y es que tanto el libertinaje como el desenfreno podrían usarse para explicar lo que supuso la Scapigliatura para la sociedad italiana, especialmente milanesa. A nivel social se les caracterizó por su consumo de drogas y alcohol, así como por albergar entre sus filas a numerosos poetas suicidas. Características que recuerdan a los famosos bohèmiennes franceses, a los que admiraron pero, desafortunadamente, no pudieron alcanzar en calidad.

Su literatura está plagada de elementos románticos llevados al extremo, evitando y luchando contra el lirismo melancólico propio de los poetas románticos y centrándose en lo grotesco de la realidad. Esto es, y a modo de ejemplo, mientras Lord Byron se dedicaba a reflexionar melancólicamente en los cementerios sobre el amor y la muerte; un autor scapigliato como Tarchetti describía cómo mientras observa a su amada siente e imagina la calavera y los huesos de muerto que se esconden tras los labios que desea. De esta manera, el uso de lo desagradable se erigía como una de las premisas de la literatura de la Scapigliatura. En parte, una de las razones de su poca popularidad.


La fealdad femenina en pleno Romanticismo


No solo su poesía estaba plagada de descripciones crudas y grotescas también su prosa albergaba temas que descolocaron a la sociedad intelectual de la época. Este fue el caso de la novela Fosca, como se puede ver en el texto seleccionado para esta microtraducción, una obra publicada en 1869 en la que la protagonista destaca por su fealdad. Era la época de los héroes románticos, de las amadas perfectas aunque muertas, del sufrimiento pasional de las novelas y los cuentos de Poe, de Victor Hugo, de Alfred de Musset y, de repente, Tarchetti hace a su protagonista la imagen viva de la monstruosidad física y psíquica.

El narrador-protagonista la describe así:



El protagonista, Giorgio, se ve envuelto en dos historias de amor completamente opuestas, al igual que las dos mujeres que las protagonizan. Por un lado, está Clara, la belleza y la bondad, casada con un hombre al que no ama y madre de un hijo, conoce a Giorgio y comparte con él un romance ilícito pero de amor verdadero. Por otro lado, Fosca, la fealdad y lo lúgubre, una mujer que también ha estado casada pero, en esta ocasión, ha sido engañada por un marido oportunista y abandonada en la miseria. A la ausencia de atributos físicos de esta última se une su debilitada salud que, a través de las descripciones del protagonista, se pueden individuar en anorexia, epilepsia y trastornos mentales resumidos en la jerga de la época como histerismo y depresión.

Giorgio, conducido por la pena, entablará una relación con Fosca y le confesará un amor en principio fruto de la lástima ante la supuesta inminente muerte de la protagonista. Sin embargo, el amor hará que Fosca se recupere y Giorgio quede atado a ella no solo emocionalmente sino físicamente, puesto que las enfermedades físicas y psíquicas de Fosca parecen afectar a Giorgio en una especie casi de contagio vampírico. Clara, a pesar de intentarlo en varias ocasiones, finalmente romperá su relación con Giorgio y volverá con su marido; mientras, Giorgio se comprometerá con Fosca. Pero, el médico y el primo de esta, viendo el proceso de deterioro del joven por su contacto con Fosca, intentarán ayudarle a salir pidiendo su traslado a Milán - Giorgio es militar.

Tras consumar su amor físicamente con Fosca, Giorgio comenzará un proceso de deterioro aún mayor que no terminará hasta la muerte de esta acaecida tres días después del traslado de Giorgio a Milán. Allí, el protagonista y narrador, aconsejado por el médico, conseguirá recuperarse de sus dolencias físicas.


Histerismo y fealdad


Esta novela decimonónica hace hincapié en la enfermedad de Fosca en cierta manera causa directa de su físico desagradable. Su desgracia personal tras ser abandonada por su primer marido y tener un aborto debido a su débil condición física, transforman a Fosca en un ser lastimero y enfermizo que usando esta desgracia absorbe la energía de Giorgio. Un amor enfermizo y tóxico que llevará a Fosca a la muerte tras el encuentro físico con Giorgio y a este casi lo conducirá hasta la locura. Un amor muy alejado del concepto romántico y con una protagonista femenina fuera de los parámetros de los cánones de belleza que imperaban en el siglo XIX con sus idílicas y bellas amantes protagonistas.

Tarchetti creó a una protagonista fuera de los esquemas de su sociedad, narró un amor enfermizo y, todo ello, haciendo de la fealdad de la fémina el único elemento de atracción irracional que podría asemejarse a la pasión romántica de la época. Un elemento grotesco que aumenta su protagonismo al titular su obra con el nombre de ella: Fosca. Un nombre propio con significado; un adjetivo que en italiano describe lo lúgubre y oscuro; un apelativo perfecto para la joven que responde a él.


Traducciones de Fosca de Igino Ugo Tarchetti


En italiano ha sido editada en varias ocasiones por diversas editoriales, la más reciente por Feltrinelli y publicada en 2018. En español, como suele ocurrir con estos clásicos atípicos, la novela se publicó hace casi cuarenta años en la traducción de Carmen Marchante por la editorial barcelonesa Sirmio, hoy en día descatalogada. En 1996 fue publicada en catalán por Edicions del Bullent y, recientemente, en 2016 la editorial gallega Vólvense os paxaros contra as escopetas ha publicado su versión en gallego.

Además de las ediciones en lengua original y las traducciones se han realizado varias adaptaciones cinematográficas como la película titulada Passione d'amore de Ettore Scola en 1981 o la adaptación televisiva de 1980 con el mismo título de la novela.


*Lo que ofrezco es una versión, un original puede dar pie a muchas versiones. Para esta traducción no se ha revisado la versión española ya publicada, solo se ha tomado el original italiano como fuente.


23 vistas
Subscríbete